Manteca de Karité de Labiatae

La manteca de Karité es una excelente fuente de propiedades para el cuidado de la piel seca y dañada. Su uso regular favorece la formación del tejido de la epidermis y aporta una hidratación profunda a la piel.

7,79 IVA incluido

Descripción

La manteca de Karité es una excelente fuente de propiedades para el cuidado de la piel seca y dañada. Su uso regular favorece la formación del tejido de la epidermis y aporta una hidratación profunda a la piel.

Es un producto 100% puro, natural y sin aditivos, y se desodoriza siguiendo los estándares de la transformación ecológica. Nuestra manteca de Karité, procedente de Burkina Faso, es recolectada y transformada en sus primeras fases por mujeres que encuentran así la oportunidad de mantener a sus familias.

La manteca de karité tiene un contenido alto en ácido grasos insaturados (30% ácido esteárico, 40% ácido oléico, 10% ácido linoléico)  y 20% en ácido graso saturado, el ácido palmítico .

Modo de empleo: Debido a que es sólida a temperatura ambiente, debemos calentarla un poco con la fricción de las manos.

Puedes mezclarla con aceites vegetales y por qué no, con aceites esenciales. Conseguiremos lociones muy nutritivas e hidratantes.

Ingredientes: Butyrospermum parkii

Presentación: 100ml

 

Marca

LABIATAE

Comenzamos, hace ya más de 30 años, con el cultivo de plantas aromáticas, la destilación y la transformación de aceites esenciales, y en todo este tiempo no hemos dejado de aprender ni un sólo día de este universo infinito y fascinante. Esta experiencia a lo largo de los años nos ha ayudado a conocer todos los beneficios que los aceites esenciales pueden aportarnos y cómo estos pueden mejorar muchos aspectos de nuestro día a día y el de toda la familia. Por esta razón, nos gustaría compartir todo lo que hemos aprendido para que tú también puedas disfrutar de todo el poder y sabiduría que la naturaleza nos ofrece… Somos Agricultores Nuestras fincas se encuentran, una en la Cara Norte de Sierra Nevada en un pueblo de no más de 100 habitantes (Tocón de Quéntar, Granada) donde el aire y el agua están muy limpios porque no hay presión humana… ¡NO HAY COCHES! a una altitud de 1200 metros… , y la otra en un paraje de tierras rojas rodeado de viñas y olivos». Hemos aprendido a lo largo de los años a atender los requerimientos de nuestro entorno. Estamos en alta montaña donde el relieve es accidentado y el clima nos depara temperaturas máximas y mínimas, a veces, muy extremas. Esto nos obliga a integrarnos en el entorno y no a luchar contra él, eligiendo las parcelas en función de la orientación, el suelo, los encharcamientos del terreno… Somos Transformadores En la misma finca, se destilan las plantas en un alambique que funciona por arrastre de vapor de agua, y en nuestras instalaciones, a pocos kilómetros de la finca, elaboramos y envasamos el producto final. Seguimos Innovando En la actualidad, LABIATAE dedica su esfuerzo a ampliar cultivos y a ofrecer nuevos productos que faciliten el uso de los aceites esenciales, como sinergias, lociones y emulsiones elaboradas siguiendo los estándares de la cosmética ecológica. Las personas responsables de elaborar las emulsiones hacen modificaciones en las formulaciones probando cosas nuevas que tenemos en mente. En el campo también hay siempre experimentación que se lleva a cabo con nuestras plantas y sus rendimientos. Por ejemplo, este año vamos a trasplantar dos variedades diferentes de Lavanda con el objetivo de mejorar de la calidad de nuestros aceites esenciales… En definitiva, siempre hay que seguir probando y experimentando…. Garantía Ecológica Nos preocupa cada vez más el consumo responsable, y por esta razón nos interesa conocer la procedencia de los productos. LABIATAE cultiva plantas aromáticas de la región mediterránea: lavanda, romero, salvia, tomillo, orégano, hierbabuena… lo que se puede cultivar aquí. Todas nuestras plantas proceden de cultivo ecológico, es decir, que ni en su cultivo ni en su extracción se han utilizado productos químicos sintéticos perjudiciales para la salud y para el medio ambiente. Los aceites esenciales elaborados a partir de plantas cuyas especies no son originarias de nuestra tierra, provienen de cultivos de certificación ecológica